Poesías, relatos, cine, música... Un remanso en medio de este apocalipsis (grupo EFDLT)

A LA VENTA EN AMAZON

A LA VENTA EN AMAZON
A LA VENTA EN AMAZON

jueves, 29 de noviembre de 2007

Women in Film (Actrices mágicas)

No sé si están todas las que deberían, pero lo que es innegable es que la gran mayoría de las que están, se merecen ser recordadas de una forma tan hermosa y armónica como esta.
Cuántos recuerdos asociados a los mágicos y trágicos personajes que interpretaron estos eternos rostros llenos de triunfos y decepciones, de amores y miserias, de ternura y erótica; momentos que han acabado formando parte de nuestras utópicas ilusiones, y de nuestros inconfesables temores.
Vean este montaje de mujeres mágicas, e imaginen:


lunes, 26 de noviembre de 2007

¿La vida es un sueño olvidado, o un simple deterioro? (III)



De repente un intenso sonido de sirena lo sacó sin piedad de su reconfortante aislamiento, abrió los ojos, contempló atónito a una muchedumbre observándolo, como esperando un linchamiento o un escarnio público por su antisocial inmovilidad. Ese irreverente sonido robótico era de una ambulancia que había aparcado su trágico destino justamente a su lado, se le acercaron varios hombres de blanco inmaculado sujetándolo de los brazos y dándole con una pérfida cadencia de voz, ánimos. Cuando salió de su asombro era demasiado tarde, se encontraba totalmente inmovilizado en una camilla que avanzaba inexorablemente hasta algún centro de rehabilitación mental. Su trágico final no pudo desdibujar del todo esa espléndida sonrisa que desplegó su alma cuando se vio de nuevo, formando parte natural de aquella charca. Volvería a provocarlo diariamente si pudiese, comentó con voz plácidamente sensible. ¡Qué ironía!, comentó uno de los enfermeros, cuánto más locos están, menos parecen añorar estar sanos. Y él, jefe de los servicios psiquiátricos del hospital donde seguramente lo internarían, nuevamente sonrió mientras observaba una cómplice porción de cielo que entraba furtiva por una ventanilla, y que lo acompañaría el resto de sus días. FIN

jueves, 22 de noviembre de 2007

¿La vida es un sueño olvidado, o un simple deterioro? (II)



...Y respiró tan hondo como le permitieron sus contaminados pulmones. ¡Qué maravilla! exclamó mientras cerraba los ojos y esbozaba una breve sonrisa que denotaban un estado de armonía supremo, completamente nuevo para él, si restamos breves recuerdos, más o menos reconstruidos, de su niñez. Las personas semiautomáticas que desfilaban sin descanso a su lado lo observaban decididamente preocupadas por la seguridad de sus monótonos días, y de sus engarrotados cuerpos. Muchos creyeron adivinar en su comportamiento un síntoma evidente de locura, o de cualquier otro desequilibrio mental que ponía en serio peligro al resto de la humanidad que tuviese la mala fortuna de pasar en ese momento, cerca de su inesperada conducta. Ajeno a cualquier determinación exterior, él permanecía extasiado, mirando con los ojos cerrados hacia la vida, y sintiendo el aliento primogénito de la creación, lo invadió de repente el recuerdo exacto de cuando, con apenas cinco años, su padre lo llevó a conocer una gran charca, oculta en medio de una majestuosa arboleda que desplegaba las ramas de sus árboles formando una maravillosa bóveda esmeralda sobre el agua. Entonces sonrió plenamente, sin ningún pudor, ajeno totalmente a su cuerpo y a su posición. Desgraciadamente fue la última sonrisa del día...

lunes, 19 de noviembre de 2007

No conviene leer esto



No os conviene leer esto,
pero sé que ignoraréis esta
tímida e irónica advertencia.
Mi mundo se acaba,
el vuestro, ahora empezará
a languidecer solidario.
Bienvenidos al palacio de
mi depravado tiempo; sin
esperanzas ni recuerdos yazco,
desnudo en el frío mármol
de la impotencia y el arrepentimiento,
donde las preguntas te suicidan
poco a poco tornándose insultos,
y las soluciones conllevan sacrificios
extremos, inalcanzables para
la mayoría de ineptos que lloran
sus antiguas derrotas de carácter.
Lentamente me arrastro impulsado
por la desidia y el abandono,
reconociendo viejas heridas de
nuevo ensangrentadas,
he de cerrar esos ventanales por
donde entra el cielo, ese hacedor
de sueños imposibles que devora
voluntades de seres pusilánimes.
¿Qué culpa tiene nadie de mí, o de ti,
o de lo sentido sin remedio, o de esta
sinrazón que ni siquiera comprendo?...
...Seguirá en otro mal momento.

jueves, 15 de noviembre de 2007

Leonardo da Vinci. La mujer y el misterio

¿Qué insondables misterios oculta Leonardo tras los rostros de las mujeres que inmortalizó?
¿Qué perturbadoras revelaciones se confunden bajo las inquietantes expresiones de esos todopoderosos semblantes? ¿Por qué su arte hace que se despierten en mí todas estas dudas?
Él dijo que la belleza sólo permanecía inmortal en el arte, y que podía hacer tangible lo intangible. Pero nunca reveló el por qué de estas sonrisas, de estas miradas inescrutables.


lunes, 12 de noviembre de 2007

Cambio climático. Preguntas

Creo que todos estaremos de acuerdo en afirmar, que toda la inquietante información que nos llega con respecto al famoso cambio climático, está siendo lo suficientemente preocupante como para escandalizarnos de nuestras propias fechorías ambientales, pero no lo bastante para condicionar en lo más mínimo nuestros hábitos contaminantes e irresponsables.
Así que yo me pregunto:

-¿Seguro qué la acción del hombre está provocando o acelerando este cambio, o es un experimento sociológico auspiciado por los líderes mundiales, o tal vez una cortina de humo para ocultarnos una catástrofe proveniente del exterior que nos avocará al Apocalipsis Maya?

-¿El calentamiento del planeta es un ciclo climático natural que se repite cada cierto espacio de tiempo, o es una señal de que el sol es un astro totalmente inestable e impredecible que puede sublimarnos en cualquier momento?

-¿Se sabe realmente cuánto aumentará la temperatura, en qué período de tiempo, y cuáles serán las consecuencias, o todo son especulaciones de unos atómicos seres que creen monopolizar la inteligencia del universo?

-¿Si cuándo depuremos responsabilidades, resultamos culpables de provocar el maligno efecto invernadero, condenaremos a la humanidad al destierro, o nos indultaremos por no tener antecedentes en el juicio final?

-¿Habrá también efectos positivos; temperaturas más cálidas, veraneantes en febrero, melones en año nuevo, playas a las faldas de los montes de Toledo, o sólo caos y destrucción?

-¿A la tierra y a su potencialmente exuberante naturaleza, les conviene que invirtamos momentáneamente nuestro comportamiento de plaga suicida, y actuemos en armonía con nuestro entorno, o sería simplemente una invitación a la agonía de convivir dependiendo de la condición humana?

-¿Sabes tú, quizás, algo más que deberíamos tener en cuenta el resto de la humanidad, o simplemente lees esto y te vas, sin aportar nada, como si lo hubieses leído en un sueño que se olvida al despertar?

jueves, 8 de noviembre de 2007

¿La vida es un sueño olvidado, o un simple deterioro? (I)



De repente se detuvo, miró lentamente a su alrededor, observó a la gente caminando presurosa y en silencio como si las aceras les quemaran sus vírgenes plantas de leche, absortas en sus obligaciones rutinarias sucumbían al tiempo con el que ellas mismas flagelaban su serenidad. Contempló a los coches impregnando el silencio y la atmósfera de una corrosiva sensación de engranaje autómata. Una fila de hombres hormigas descargaban muebles desde un camión hasta una vivienda, rápida y desenfrenadamente porque entorpecían el infinito y ofídico tráfico de indeseadas responsabilidades humanas. Una sirena sonaba a lo lejos, cada vez más fuerte, mientras seguía inmóvil e intentando encontrar una razón lo suficientemente vital para continuar su paso. Al otro lado de la calle un hombre golpeaba un cajero automático mientras regurgitaba improperios provenientes del último fin de los tiempos. Alzó la vista hacia arriba reconociendo una parte original de lo que fueron sus sueños de infancia, ahí estaba el cielo ligeramente salpicado de superficiales nubes de nata, confinado entre tejados y soledades. El sol asomaba en tímidos intervalos de una calidez y pureza florecientes, cuando sintió el reconfortante impacto de un heroico rayo de sol relajando sus facciones, cerró los ojos, abrió las rejas a las ilusiones verdaderas, esas que en su momento creyó que eran posibles…

lunes, 5 de noviembre de 2007

La presa



Te hallé una noche
convencido de que no estabas,
y consciente de que yo para ti
ni existía.


En la jungla de aquel verano
te aceché agazapado como
un tigre en la espesura…
Expectante y silencioso como
un búho en su invisible atalaya;
fijando entre cabezas el sentido
de tus expresiones, y el misterio
egipcio que tu sonrisa irradiaba.


Y me acerqué como un guepardo
a una frágil gacela;
mimetizando mis intenciones entre
el pasto de la sabana.
Recogiendo del cálido viento,
igual que un lobo, el rastro de
tu piel de presa.
Imaginando a cada paso
el color de tu voz,
y el sabor de tus entrañas.


Aquella noche te degustaron
mis oídos de lechuza, hasta el
más mínimo de tus sonidos
delataba sin remedio la dulzura
oculta en tu cuerpo.
Adivinaron mis ojos de halcón
lo adictivo de tus formas de
serpiente alada.
Y caí rendido sobre tu ausencia,
aferrado a las sobras de tus
palabras aún sinuosas y abismales.


Maldije tantas veces aquel intento
fallido de cazador primerizo.
Aunque siempre supe,
de alguna manera, que mi instinto
depredador era más fuerte que los
que te alertaban.
Y que una noche te abatiría,
y de tu cuello entregado
te subiría a un árbol,
como un leopardo,
para devorarte toda la vida.

jueves, 1 de noviembre de 2007

El olvido



Sé que retozo en la inmundicia.
Que enarbolo la podredumbre.
Que paseo por los infames
jardines del Apocalipsis.
Que me acomodo plácidamente
en los agujeros negros de
la inconsciencia más pérfida.
Que me precipito abandonado
al arte abstracto de una muerte atea.
Que beso los labios del más allá
mientras supuran una pus amnésica.
Que venero a los mafiosos dioses
corruptores de la memoria compartida.
Que merezco que tu sonrisa me
aniquile torturándome hasta el alba
cuando obvio, entre babas, que me amas.

Related Posts with Thumbnails