Poesías, relatos, cine, música... Un remanso en medio de este apocalipsis (grupo EFDLT)

A LA VENTA EN AMAZON

A LA VENTA EN AMAZON
A LA VENTA EN AMAZON

martes, 23 de junio de 2015

Sexo en los Alcores (III)

M,Águila.—Menoh mah que juramoh que de aquí no podía salih na, porque menuah soih ustedeh para hablaroh de gustoh sexualeh... Ahora que la Remedioh ha abierto la caja de la Pandora voy a confesaroh un secretillo guarrindongo, A mi Jesúh y a mí nos gusta... mirarnoh en un espejo mientrah lo hacemoh...
M.Remedios.—Po valla tontería, no es precisamente algo inconfesable, eso en sexo es de lo máh normah que se despacha, Águila, no creerah que hah inventao el kamasutra del siglo veintiuno...
M.Alcor.—Es que no era eso lo que noh iba a confesah, no veh que ha dudao y al finah ha dicho lo primero que se la venío a esa mente reprimía. Sa rajao como una sandía maura la tía, venga mujeh, que hay confianza, desinhíbete.
M.Águila.—Da mieo hasta el punto en que nos vamoh conociendo tíah... Bueno, que hemos lograo darnoh un beso negro haciendo el sesenta y nueve, yastá, ya estaréih contentah so salíah, que soih unah salíah de boquilla. 
 M.Remedios.—¿En serio? Nosotros, a petición mía, claro, lo intentamoh una veh pero, como Fernando es menoh flexibleh que el cristah, fracasamoh, no ha querido intentahlo mah ni yo se lo he pedio de nuevo, con ese pubih como escayolao que tiene seguro que volvemoh a quedarnoh cortoh, y no está la cosa pa malgastá intentoh de practicah cosah nuevah.
M.Alcor.—Vaya doh obsesah con lah que me junto yo. Al lao de vosotrah la rubia de sexo en Nueva Yoh es Sor Citroën. ¡Cacho perrah!
Pero ya que estamoh echándonoh este pulso dionisíaco he de admitih que Paco, cuando está inspirao, no mah de doh o treh veceh al año, es capah de hacerlo doh veceh en la misma metía, la segunda es el milagro con el que alcanzo hasta treh alucinaciones espasmodicah, una locura orgásmica sin medía ni controh que me hace creeh en Dioh, la Virgen y todoh loh apótoleh y angelitoh que pululan por el cielo...

jueves, 11 de junio de 2015

Una tregua

Una tregua. Un día libre y nublado donde corre una ligera y fresca brisa. Todo parece estar en calma ahora que escribo esto, como un paréntesis en un infierno por fascículos. Miro por la ventana buscando más allá de las antenas y los pisos y solo veo nubes amenazantes que ocultan tu pelo, tu espalda, el movimiento de tu cintura al unísono con el único reducto para mi cordura y mis anhelos... En fin, una jornada de reflexión antes de volver al caos de los horarios, los coches y el  trabajo, todo ello sazonado con el calor inquisidor de Sevilla... 
Qué sería de mí sin esta fe inquebrantable en los milagros...


lunes, 1 de junio de 2015

Sexo en los Alcores (II)


...Ademáh, ¿a qué viene hablah tan temprano de sexo? —aunque el Ágila esta ya se haya pegao el lote—, hay que teneh ganah de empezah el día deprimía. No conohco a nadie casao que esté satisfecho de su vida sexuah. Unoh se quejan de la cantidah, otrah de la calidah, y bastanteh de ambah cosah. Tampoco es que conohca a muchoh solteroh contentoh del sexo pero sé que debe haberloh. Al menoh, por la cantidad, o eso, o solo follan los ricoh y loh famosoh.
M.Águila—¡Oye tú! Que comenzah el día queriéndose y lamiéndose es to lo contrario a deprimirse, por mu poco que te dure la alegría, o le dure dura... Habrá que verte a ti recién levantá diciédole al pobre Paco: “échate ya pallá que hace mucha caloh y no tengo la cabeza ni el chichi pa ná”.    
M.Alcor.—No hija no, yo soy mu fisna pa eso, yo con areccogeh un poco el culo cuando él se me presenta firme o darme media vuelta con un sutil suspiro ya tengo suficiente para que me respeten.
M.Remedios,— Pos ya ve, a mí eso del respeto y la sutileza no me pone, como dice ahora to er mundo. Yo creo que si mi Fernando me cogiera por detráh desprevenía y no atendiera a razoneh y me tumbara sobre la mesa como el cartero pesao a la Jessica Lange, lo exprimiría como una narahja washi...
M.Águila—¡Qué barbariah, que callaíto  te lo teníah Remedioh, miarma! Vamoh que te va la marcha y el poderío, ¿no? Valla hombre con la desganá, no le cabe na ni na...
M.Alcor.—Mira, mira si se ha puesto colorá y to, qué callaíto te lo teníah cacho guarra.  Me apuesto lo que quierah tia a que tu marío sueña exactamente con lo mihmo y no satreve ni a pensahlo al lao tuyo. Al finah soih doh volcaneh tragándose la lava por verguenza a escandalizá... ¡Hay que veh...! ¡Qué perdida máh grande de fuego y de alegría par cuerpo, omía!  

Related Posts with Thumbnails